Monóxido de carbono: prevení accidentes, viví un invierno seguro

Las bajas temperaturas registradas en los meses de otoño, ponen en alerta a los sistemas sanitarios de todo el país, San Luis no es la excepción. En el ímpetu de lograr calefaccionar los hogares, se hace presente uno de los gases más venenosos: el Monóxido de Carbono (CO).

Las estadísticas indican que en Argentina, cada año se producen al menos 200 muertes a causa de intoxicación por monóxido de carbono, las cuales pueden prevenirse. El CO es un gas venenoso, sin color ni olor, por lo que se lo conoce como “el asesino silencioso”.

El Monóxido de Carbono se produce por la combustión incompleta del carbono presente en materiales tales como leña, carbón de leña, gas, kerosene, alcohol, gas oil o nafta. La vida media en personas sanas que respiran aire contaminado por monóxido de carbono, varía entre 3 a 4 horas.

Síntomas de Intoxicación

  • Dolor de cabeza
  • Náuseas y vómitos
  • Cansancio y/o pérdida de conocimiento
  • Debilidad
  • Mareos
  • Retirar la víctima  del ambiente contaminado

Ante cualquier síntoma, retirar las víctimas  del ambiente contaminado y concurrir al Hospital o Centro de Salud más cercano.

 

Métodos de Prevención

  • Instalar y mantener los artefactos por un gasista matriculado.
  • En dormitorios y baños, los únicos artefactos que se permiten instalar son los de tiro balanceado.
  • No utilizar el horno u hornallas para calefaccionar.
  • Verificar que las rejillas de ventilación no estén obstruidas.
  • Se debe renovar el aire en los ambientes donde hay artefactos a gas u otros medios de combustión.
  • En caso de usar braseros o estufas a querosén apáguelas y retírelas antes de acostarse. Es aconsejable evitar el uso de estas.

 

Compartir en Redes Sociales